EDICIóN GENERAL
31 meneos
30 clics

El sector privado se jacta de que “los seguros privados crecen a costa de las listas de espera de la sanidad pública”

La consultora privada multinacional Braintrust, fundada en 2003 en Madrid y “presente en los sectores telco, banca, seguros, energía, industria, alimentación, retail y turismo”, ha emitido hoy martes una nota de prensa alardeando de que “los seguros privados crecen a costa de las listas de espera de la sanidad pública”, tan castigada por los recortes sociales.

| etiquetas: sanidad pública , sanidad privada , recortes , listas de espera
Ese era el plan.
#1 desde el minuto 1
#4 "Aproveche las oportunidades de negocio para su empresa", reza la convocatoria. Un cebo dirigido a constructoras, entidades financieras, aseguradoras sanitarias, empresas de equipamientos sanitarios y, en fin, todos los negocios que quieran subirse a la ola privatizadora -así la llamó el propio consejero del ramo, Juan José Güemes

Güemes, acompañado de la plana mayor de su departamento, se reunió en el ritz SOLO con empresarios para presentarles el Plan de Infraestructuras…   » ver todo el comentario
#5 #8 Estos se llaman "Braintrust" y no pueden ser más cínicos. Braintrust era el nombre de los asesores de Roosevelt, que impulsaron la Seguridad Social y el Estado de Bienestar en EEUU.
es.m.wikipedia.org/wiki/Ley_de_Seguridad_Social_(Estados_Unidos)
#10 disiento, no son cínicos, son unos parasitos hijos de puta que deberían de ser ajusticiados por una turba enfervorecida
#11 Bueno, la turba enfervorecida reconocería a Chabelita, a la Esteban o al Neymar Jr, pero difícilmente a esta otra gente.
#1 Y ahora estamos en la fase II del plan: algunos centros privados están sobresaturados,, también con listas de espera. De esta forma están apareciendo pólizas más caras que cubren centros donde no pueden acudir las aseguradoras más baratos ni los conciertos de la Seguridad sus sobres son más jugosos). Lo leí bien claro: en la tasa de supervivencia influye más el código postal y los ingresos dinerarios que el código genético.
Y nuestros políticos lo saben y lo fomentan
Como que no llenaron sobres en Génova para que fuera así.
¡Chorprecha!
Más claro agua ¿no?
comentarios cerrados

menéame