CULTURA, CIENCIA, DIVULGACIóN

“El ajedrez es la vida” - Auge y caída de Bobby Fischer

Mi mayor logro no fue ser campeón absoluto de mi colegio a los 10 años. Fue ganar a un genio de mi misma edad que con los 2 caballos hacia magia en el tablero. Yo era un jugador al desgaste, sabia mantener por mínima que fuera una ventaja de un peón hasta llegar al acoso y vencer. Recuerdo que cuando le gané sentí vergüenza de mis malas artes ante luisito el genio a caballo. Mi profesor de ajedrez y filósofo Nicola Lococo sigue siendo un gran referente en mi vida. Pese al bullying que sufrí me refugie en la belleza de la abstracción de la batalla estratégica y de ese modo demostré que era mejor y mas listo que todos. Me enseño a ser paciente y a tener confianza en mi estrategia hasta el final.

menéame