CULTURA, CIENCIA, DIVULGACIóN

"La trampa de la diversidad": ¿ha olvidado la izquierda el conflicto de clase?

El liberalismo ha ganado, ahora solo somos consumidores, y nos lo dicen cada día, somos únicos, libres, diferentes, especiales.... Si es así, por que me voy a ocupar de juntarme con otro tan diferente a mí?

Si soy igual a un superintendente chino o a un granjero pobre de Senegal, para que luchar más allá de lo que me ocupa a mí?

Y luego está la otra cara, la de la gente que cree que clasificando 29 identidades sexuales y 49 étnicas y se empeñan en creer que estos grupos , valga la redundancia, no se vayan a agrupar.

Es muy triste que los grupos que luchan contra la discriminación se agrupen y diferencien. Lo único que consiguen es ir hacia atrás.

menéame