CULTURA, CIENCIA, DIVULGACIóN

Broncano: la cultura obrera no es cantar a la revolución, sino salir a tomar vinos

"Hablamos de una derrota de largo alcance: “También pasó en los setenta en muchos barrios populares españoles. El PSOE orquestó una destrucción meditada de las asociaciones vecinales, convirtiendo en concejales a los cuadros de su partido. Además lo hicieron de forma alegre y espontánea. Los corrompidos, en muchos casos, no se dieron cuenta de que lo que estaban vendiendo eran nuestras relaciones sociales. Además fue un proceso muy rápido: bastaron diez años para destruir la trama cultural más potente que habíamos sido capaces de tejer desde la red anarquista de los años treinta. Llevamos décadas llamando ‘modernización’ a los procesos de expropiación cultural y destrucción del lazo social”, lamenta"

menéame