ACTUALIDAD, POLITICA Y SOCIEDAD

Novedades en vivienda: los ayuntamientos regularán precios y los contratos de alquiler podrán durar hasta 7 años

#13 Pues vivo en el mundo real, gracias por preguntar :troll: .

A ver si nos quitamos las orejeras y empezamos a ver más el cuadro general, y no cuatro cosas sueltas que nos cuenta la prima del amigo del vecino del conocido.

La burbuja del alquiler ya ha empezado a pinchar. Lo ha hecho en Barcelona antes que en ningún sitio por dos razones: por los destrozos del "prusés" (el censo ya revela bajada en la población residente), y porque también fue donde antes empezaron las subidas. El diagnóstico es muy claro: se ha alcanzado el límite de lo que los inquilinos pueden pagar aunque se les exprima como limones, y para colocar el piso hay que bajar.

Madrid está algo más retrasada en el proceso, pero le sucederá lo mismo.

Otro error es fijarse sólo en los pisos más comunes olvidándose del resto. Ahora mismo es cierto que por debajo de 800 en las grandes ciudades apenas hay variación. Pero de 1000 para arriba ya empieza a ser una hecatombe de bajadas. Fácil de comprobar en cualquier portal online.

El pinchazo acaba de empezar, y por ahora es cierto que afecta casi en exclusiva a los pisos de rentas medias-altas en adelante. Pero habrá efecto arrastre, exactamente igual que cuando había subidas y eso acabó presionando a los barrios periféricos e incluso a las ciudades dormitorio.

Coño, que parecemos nuevos en esto, y ya nos hemos olvidado de cómo reventó todo en 2008. Entonces podía colar la excusa de "nadie se podía imaginar esto", pero ya no.
#28 Yo sigo el mercado en una zona muy céntrica de Madrid y ya hay bajadas, pequeñitas, pero la tendencia es esa. Mi metodología de estudio es cuñadil, aviso.
#99 El pinchazo está en una fase muy temprana. Todavía estamos en la fase de negación (hay periódicos como La Vanguardia que no paran de sacar noticias sobre lo caro que está el alquiler).

Pero la realidad es que desde primavera a los caseros ya les cuesta colocar los pisos. Al menos, los de 1000 para arriba en grandes ciudades. Confiaban en el fin del verano para "reactivarlo", pero llegó el otoño y la cosa va cada vez a peor.

menéame