ACTUALIDAD, POLITICA Y SOCIEDAD

Ciudadanos: de la arrogancia al odio

Alguien me dijo una vez, cuando Rivera dio el salto a la política nacional y las "reinas de la mañana" babeaban entrevistándole, que "a Rivera sólo había que dejarle ser como es un tiempo prudencial para comprobar que en realidad no era nada, si acaso, un pijo relamido y clasista, pero nada más."

Parece ser que su partido también adolece de lo mismo y que, ahora, mientras enarbolan la bandera de la unidad de España, se le están pegando algunos gestos y personas más cercanas a falange que al partido "democrático, liberal y europeo" que dicen ser.

Cuando uno está vacío, cuando uno es "del último que llega" puede terminar cayendo en manos de desalmados sin escrúpulos. Creo que Rivera (y Ciudadanos) han iniciado ese camino. El currículo menguante del primero así lo atestigua.

Y es posible que el IBEX 35 se esté pensando seriamente si este pequeño hombrecillo con ínfulas de estadista ha sido una buena elección.

menéame