DONDE DIJE DIGO, DIGO DIEGO.
7 meneos
70 clics
Un corazón y 45 cerebros rojos que el franquismo no pudo borrar

Un corazón y 45 cerebros rojos que el franquismo no pudo borrar

Ocho décadas enterrados en una fosa no han bastado par hacerlos desaparecer. Como si el destino quisiera haber puesto su granito de arena en una suerte de victoria poética. El franquismo logró silenciar con represión las ideas durante cuarenta oscuros años, pero no ha logrado borrar de la historia ni las ideas ni algunos de los cerebros que las contenían y que decidió atravesar con un balazo para imponer su dictadura.
« anterior1234

menéame