ARTíCULOS
28 meneos
396 clics

El joven general que comerciaba con los cadáveres de sus viejos soldados muertos

Hubo unas décadas en las que Euskadi (y especialmente ciertas zonas de él) era el infierno. Dentro de KAS (coordinadora que integraba a ETA, jarrai, gestoras proamnistia, HB y el resto de la izquierda abertzale violenta) había triunfado la Ponencia Oldartzen, que imponía la "socialización del sufrimiento" como vía para forzar al Estado a negociar la autodeterminación de Euskal Herria. Ello implicaba una estrategia organizada para hacer la vida imposible a todas aquellas personas que estuvieran asociadas a PP, PSOE y el "aparato represivo del Estado" mediante cuatro vías:

-Atentados que podían segar la vida de cualquier persona integrada en los herriaren etsaiak (enemigos del pueblo). Funcionario de prisiones, policía, concejal de pueblo...nadie estaba libre por insignificante que fuese desde un punto de vista político. También tenían aquí su papel los coches bomba destinados a provocar terror generalizado en la población civil, a fin de lograr que cada vez más ciudadanos implorasen al Gobierno que negociase.

-Violencia de baja intensidad para recordarles que estaban en el punto de mira. La ejecutaba jarrai quemando coches o negocios de los "enemigos del pueblo".

-Campaña continua de propaganda intimidatoria contra el entorno de los "enemigos del pueblo". Cartelería y pintadas ante sus casas llamándoles fascistas, órdenes no escritas para que ningún vecino se atreviera a saludarles...en suma, exclusión de la vida social de la ciudad o el pueblo, lo cual era más insoportable y asfixiante cuanto más cerrada y pequeña era la localidad donde vivían.

-Glorificación continua de los gudaris (etarras). Manifestaciones con gritos de "gora ETA militarra", ongi etorris (actos de homenaje y bienvenida) a los etarras excarcelados en las plazas de sus pueblos...es decir, una movilización continua para aplaudir a los criminales y humillar a sus víctimas, que tenían que soportar cómo se vitoreaba a quienes les estaban martirizando.

Todo ello aparte de los actos de brutalidad policial y tortura que también se cometieron por la Guardia Civil o la Policía, algunos de los cuales han sido enjuiciados y condenados penalmente. Pero, siendo rigurosos, la mayoría de actos violentos (y la inmensa mayoría de las muertes) son imputables a ETA.

En ese infierno de violencia y totalitarismo vivió mucha gente que, pudiendo irse, aguantó por sus ideales. La mayoría eran panaderos, albañiles, auxiliares administrativos...que no querían dejar su tierra a merced del fanatismo etarra, y por eso se atrevían a ser concejales de PP o PSOE en territorio comanche. Y unos cuantos peces gordos de Madrid se aprovecharon de su sufrimiento para ganar votos e incluso forrarse ilegalmente.

La cúpula del PP usó a los mártires vascos (y no lo digo irónicamente, pues lo eran) como bandera para ocultar sus medidas antisociales, su institucionalización de la precariedad laboral, su destrucción de los servicios públicos, su corrupción y su política de privilegiar al poderoso a costa de hundir al ciudadano. El PP usó incluso la memoria de Miguel Ángel Blanco para financiarse ilegalmente www.eldiario.es/politica/Policia-PP-Miguel-Angel-Blanco_0_663533921.ht

ETA desapareció, pero los líderes del PP no renuncian a su gallina de los huevos de oro. Pablo Casado, el más inútil, insolvente intelectual, vago, sin oficio ni beneficio...de todos los líderes del PP hasta la fecha, vuelve a usar a ETA para atacar al Gobierno, comparando el infierno vasco con la situación catalana. Y Consuelo Ordóñez le contesta. Ideológicamente estoy en las antípodas de esta mujer, pero le reconozco que siempre ha tenido un par de narices para enfrentarse con los asesinos de su hermano incluso en sus feudos. Se ha jugado el tipo por aquello en lo que creía, plantando cara una y mil veces a gente tan miserable como violenta. Sin buscar nada a cambio, salvo defender aquello por lo que su hermano murió. Todo lo contrario que el mediocre vividor de Casado, cuya sonrisa falsa y estúpida es la mejor muestra del absoluto vacío de su cabeza.

Su mensaje es claro "QUE NOS DEJEN EN PAZ" www.elmundo.es/espana/2019/02/15/5c66b813fc6c830b6f8b463b.html

No puede apelarse a la ética de Casado y su corte para pedir respeto a las víctimas, pues no tiene. La única forma de lograr que esa caricatura pija de los clásicos trileros se calle, es sacarle los colores y hacerle ver que, si sigue erre que erre, va a perder más votos de los que pueda ganar. Es el único lenguaje que entiende. La dignidad, como el trabajo o el conocimiento, son conceptos desconocidos para él.

20 8 2 K 48
20 8 2 K 48

menéame