EDICIóN GENERAL

Investigación entre 2.500 trabajadores de Iveco: un año de cárcel por enviar el video sexual de Verónica

#46 No son situaciones comparables. Cuando abres la carta de un vecino, sabes que estás abriendo una carta privada, que no va dirigida a ti, y que es delito.

Cuando abres un vídeo que te llega por cualquier medio, no tienes manera de evaluar que es un vídeo difundido sin el consentimiento de los participantes, y por eso mismo, no puedes saber si es delito o no difundirlo, salvo que el contenido del propio vídeo sea manifiestamente ilegal, como la pornografía infantil que mencionas.

Queda aparte la ilusión de que somos responsables de nuestros dispositivos, cuando ni siquiera somos dueños del software que corre ( de entrada no tienes acceso de administrador ) y no hay manera fehaciente de demostrar que lo que hace un dispositivo lo está haciendo el dueño del dispositivo, pero eso ya como mención especial, no hace falta entrar en esto para el debate que nos ocupa.
#214 Cuando habres el video y ves que es una compañera de la empresa, es decir, alguien que conoces y el remitente no es ella, sospecha.

No hay ilusion ninguna., ese dispositivo esta asociado aun numero de DNI y el dueño de ese DNI es responsable de ese dispositivo y su contenido. Si estas buscando la guerra de las galaxis y se te baja la guarra infantil de las galaxias, aunque ni siquiera lo hayas abierto, como lo vean en tu dispositivo estas jodido porque tu eres el responsable del contenido de tu dispositivo, auqnue lo maneje perico el de los palotes.
#217 Como expliqué en otro comentario, si el vídeo es de una compañera del trabajo, y lo sabes, la situación cambia, pero igualmente tampoco puedes saber fehacientemente si el vídeo se difunde en contra de su voluntad. Puedes sospecharlo, puedes pensar -y yo lo pensaría- que cabe una gran posibilidad de hacer daño a una compañera, y ante la duda no difundirlo. Pero estamos hablando de aplicar la ley en un sentido, y ese sentido tiene que ser bastante claro cuando implica prisión. En este país, por ejemplo, puedes meter en la cárcel a un menor por enviar una foto desnudo, aunque la foto sea suya y el destinatario quiera recibir la foto, porque la ley está hecha con el culo. De hecho, si le envías una foto tuya de bebé estando en bolas en una bañera a tu pareja, te pueden aplicar "difusión de pornografía infantil", fíjate cómo está la cosa.

Lo que yo comento es que hay que reflexionar antes de quemar a la gente en la hoguera, nada más.
#90 #214 Si tu reenvías un vídeo sexual de otro sin su consentimiento: tú eres culpable. No se va a juzgar a los que lo abrieron, sino a los que lo reenviaron. Es fácil de entender.

menéame