EDICIóN GENERAL

Por qué todos deberían trabajar en atención al cliente (de vez en cuando)

En uno de mis primeros trabajos hice de telefonista-recepcionista y la verdad es que aprendí muchísimo sobre la gente en general y sobre los jefes en particular.
Recuerdo una vez que llamaba una señora muy pesada que siempre pedía por el jefe de contabilidad, y una mañana especialmente llevaba un montón de llamadas, hasta que salió el jefe y me dijo la próxima vez que llame esta señora le dices que he salido. Al rato vuelve a llamar la señora X para pedirme por el jefe, le digo eso, que ha salido, la señora se extraña y está claro que no se lo creyó porque al rato llama una tal señora Y para pedir por el jefe de contabilidad, le pongo, y al rato vuelve a salir el jefe todo cabreado diciendo que la tal señora Y era la hija del señora X y que lo habían pillado en la mentira. Él se enfadó pero yo me reí de lo lindo.

Tengo muchas anécdotas de esa época con los lios de algunos jefes y empleadas, las llamadas de las esposas, ya digo que aprendí mucho, fue todo un curso de psicología acelerada.

menéame