EDICIóN GENERAL

Por qué todos deberían trabajar en atención al cliente (de vez en cuando)

Yo estuve tres días, tres, vendiendo libros a domicilio. Es duro, muy duro si no tienes callo. Sin embargo el "senior" que me acompañaba era el vendedor más feliz del mundo. De lo que deduje que hay que valer para ello.
Pero lo cierto es que gracias a esas tres jornadas escribí mi primera novela negra. Las decenas de pequeños pasillos, batas, rulos, chancletas, etcétera que pude ver cuando los vecinos abrieron la puerta me dieron grandes ideas para imaginar mil y una historias.
#5 Yo estuve un par de semanas, era muy jóven y pensaba en ganar un dinerillo fácil, y lo único que saqué fue un plato comida diario, dolor de pies, y la misma conclusión que tú: para eso hay que valer. Y hostias si hay gente rara por ahí...
#5 uno no viene y suelta algo así sin compartir aunque sea un cachito de sus escritos, ¡péganos o línkanos aunque sea un microrrelato! Pls :-)
#42 :-)
Disculpa pero prefiero no hacerlo.

menéame