EDICIóN GENERAL

¿Pa qué, me cago en dios, venís a un pueblo?

En el pueblo donde vive mi madre, del que ya os he hablado en alguna ocasión, hace 40 años tenían las cijas de los marranos en cualquier calle del pueblo, repartidas. Hubo quien protestó y tuvieron que hacer cijas en las eras o en las afueras para tener los marranos. Y lo del turismo rural no existía, solo las familias que venían en verano de Madrid, Segovia o Valladolid. Por cierto, pueblo de unos 500 habitantes en esa época, menos de 200 ahora.
No le quito razón al paisanu, pero habría que ver el detalle. Los tiempos cambian.

menéame