EDICIóN GENERAL

El Parlamento Europeo reconoce a Juan Guaidó

La idea de pedir elecciones era justamente para buscar una salida pacífica para Maduro, pero sin reconocer a Guaido (que nadie asegura que cuando llegue al poder realmente llame a elecciones en tiempo y forma).

Ahora que sabemos que a Maduro no le interesa ir a elecciones, que otras opciones quedan sabiendo que el país, literalmente, se cae a pedazos? Hay que ser muy egoísta para pretender que Maduro se quede gobernando a sabiendas de que es imposible que él y su equipo pueda revertir tamaño desastre (evito entrar a la discusión de su legitimidad, porque no lleva a ningún lado, solo me refiero a la situación real del país).

Y EEUU? Creo que lo único que hacen es convalidar todo lo que dice Maduro. Flaco favor le hacen a los venezolanos. China y Russia? Quieren los mismo que EEUU (el petróleo), pero abogan a estrategias más sutiles.

Qué postura toma la UE? Reconocer a Guaido; la única salida donde se iría Maduro sin que se produzca una intervención directa por parte de EEUU.
#67 Te equivocas, o muy confundido voy en mis cálculos o Maduro no se va a ir. No por un tecnicismo legal que incluso ha convalidado el máximo tribunal venezolano, por discutible que pueda ser la sentencia y otros detalles.

La cuestión será el plazo en que la presión económica exterior (el robo que están perpetrando) fuerce a convocar elecciones para recuperar esa legitimidad cuestionada como parte de la operación de acoso y derribo que lleva dos décadas asolando Venezuela.
Es vergonzoso que la UE trague con tales prácticas y hoy es un día para sentir vergüenza de ser europeo.

No es que el país se caiga a pedazos por la acción de gobierno del chavismo, simplemente lo está destrozando por no doblegarse a los intereses del capital internacional.
Y que desde aquí, donde gobiernan los mercados y cambian la constitución con un chasquido de dedos, pretendamos dar lecciones de democracia a un país que no se doblega ante esos mismos intereses es uno de los mayores bochornos que recuerdo.
Me limpio el culo con la bandera de la unión europea.
Llevan llamando dictadura a Venezuela los 20 años que hace ya que no hacen lo que se les ordena: expoliar a su pueblo.

En lo que estamos de acuerdo es en que la situación es insostenible, hablamos de una gente que cuando no es capaz de ganar unas elecciones ataca económicamente a la población civil sin el menor escrúpulo en pos de la consecución de sus intereses.
A través de una oposición en guerra perpetua con un gobierno que además alberga sospechas fundadas de que su anterior líder, Chávez, fue de alguna manera asesinado.
Eso es lo que está respaldando hoy Europa.

Y siendo que Maduro no se va a ir, a no ser que lo quieran forzar mediante una intervención militar que el consejo de seguridad de Naciones Unidas no va a aprobar (y eso sería más bien grave) lo que estamos viendo es el esperpéntico declive de ese mundo unipolar en el que se ha vivido prácticamente el último siglo. Esperaba más inteligencia del liderazgo europeo, a tenor de los nuevos vientos, que el tradicional servilismo. Con Libia los EEUU y asociados escribieron el punto final de su infame impunidad y parece que aún no quieren darse por enterados.

Lo que debería reclamar la Unión Europea, si desea tener algún viso de neutralidad e imparcialidad, es el cese de las injerencias y presiones económicas diseñadas y orquestadas para sumir a todo un pueblo en la miseria, algo que en una guerra normal prohibiría la convención de Ginebra.

Me puedo equivocar pero dudo que Guaidó vaya mucho más lejos que Carmona. Lo que está por ver es cuanto de lejos van a llevar algunos sus negligentes pretensiones, con el farol de los 5000 soldados en Colombia incluido.

La guerra que está librando el pueblo de Venezuela, sabiéndolo o no, es a todas luces desproporcionada e injusta y ofende que se quiera camuflar (como ya viene siendo costumbre en estos casos) bajo la falsedad de una democracia dirigida por los intereses económicos y geopolíticos y la libertad para expoliar países enteros, empezando por sus activos en el exterior y terminando por sus recursos naturales.

Todo ello es aún más sangrante viendo como se mantienen dictaduras que sí interesan como el caso de Arabia Saudí. Nos toman por gilipollas. Yo creo que el desprestigio y descrédito de las instituciones occidentales ha caído tan bajo que no es posible recomponerlo.

Quisieron tomar Siria para sus intereses sin importar el precio a pagar en sangre de los sirios y generando un éxodo sin precedentes hacia suelo europeo. Hoy podemos decir que sus grupos terroristas títeres fracasaron en sus aberrantes pretensiones. Derrotados, hoy ponen sus ojos sobre la Venezuela a la que llevan dos décadas tratando de desestabilizar, creando grandes tribulaciones entre gentes que sólo quieren gobernarse de la manera que decidan sin injerencias externas, no se puede permitir que sus intereses prevalezcan. Si Chávez viviera no se permitiría claudicar en la responsabilidad que tuvo para con su pueblo.

Los precios del petróleo, artificialmente bajos debido a una coyuntura económica ensayada y ejecutada por los enemigos acérrimos del socialismo, los mismos que han condenado al hermetismo a Cuba, no podrán mantenerse bajos indefinidamente.
No a través de una ruinosa industria del fracking que incluso ha causado perjuicios en las tierras de los que han intentado utilizarla como arma para doblegar la libre voluntad de sus adversarios políticos en países muy lejanos a su legítima jurisdicción.

La causa que ha llevada al gobierno chavista a una política monetaria que les ha abocado a la hiperinflación, aún dejando una honda huella, se va a diluir y por eso es ahora, cuando la herida aún está abierta, cuando intentan rematar a su presa.

Creen que con mentiras y sometiendo al pueblo venezolano a humillaciones lograrán hacerlos lamer la misma mano que les golpea. Es posible que, de vivir yo en Venezuela, estuviera enfrentando privaciones más graves de las que conozco, pero por lo menos podría sentir cierto orgullo en lugar de la vergüenza que hoy como europeo siento.

La pregunta entonces, no es si va a a empezar la guerra en Venezuela.
La pregunta que hay que hacerle a los EEUU y sus acólitos es si la guerra va a acabar algún día.
Tal vez cuando quieran detenerla sea demasiado tarde.

C/C #216

menéame