EDICIóN GENERAL

Vox llega a un acuerdo con el PP para la investidura de Moreno en Andalucía

#67 Soy profesor de la pública en Andalucía y esto me lo temía desde el mismo día de las elecciones. Además, el grueso de las materias de mi especialidad son de Bachillerato. Se avecina una huelga brutal.
#112 Vaya, si a los profesores no os gusta, huelga... y a los padres que les guste la idea, ¿que les den por el culo?
#206 Se llama calidad educativa. Para ser profesor en la pública es necesario superar una oposición, nadie condiciona tu trabajo, das clase en aquello que eres especialista y puedes dedicarte exclusivamente a tus funciones como docente.

En la concertada, por experiencia:
- Se gana menos, no sólo porque pagan menos, sino porque el centro se queda una parte de tu salario para 'otros gastos de gestión' (en otras palabras, pagarle a otro/a por rascarse las gónadas).
- Los horarios pueden ser una mierda, con actividades superfluas que ocupan tardes y no aportan nada (menos tiempo para preparar docencia).
- Se puede dar el caso de que te ofrezcan una mierda de horas que no te den para vivir y te obligue a buscar más horas en otro centro o en una academia (menos calidad en la docencia).
- No sabes cuándo te pueden echar, puede que al final de año te larguen para meter al primo/sobrino del director (mamoneo y enchufismo).
- Existe una carga ideológica a considerar que condiciona tus clases (hay temas que no puedes tocar, otros que te obligan a tratar y enfoques condicionados para ello).
- Te obligan a dar materias de las que no eres especialista (si te falta horario, puede que un profesor de Historia acabe dando Economía, imagina la enorme calidad educativa por mucho interés que ponga).
- Te fuerzan a realizar tareas que no te corresponden, como limpiar la clase (estupendo para preparar tus clases).
- Existe presión del centro para aprobar a los alumnos e hinchar notas (manda el mercado, y para tener alumnos hay que tener notas altas como sea).

Con varias ofertas que he tenido en dos años para irme a la concertada, ni me lo planteo.

Yo no sé qué tipo de educación quieres para tus hijos, pero yo lo tengo muy claro. En la pública estoy yo, que en tres años que llevo dando clase en Andalucía ya me han dado dos premios por mi labor docente (ninguno de la Junta, por cierto), pero también profesores excelentes, con plena dedicación a tus hijos y su educación.
#265 La educación que quiera para mis hijos, como es lógico, la decidiré yo. Igual que tú decidirás la de tus hijos.

Lo que no me parece normal es que porque se tomen medidas para facilitarnos a los padres que queremos concertadas poder llevarlos a la concertada, un profesor de la pública amenace con hacer huelga.

Un profesor no me tiene a mi que coaccionar acerca de lo que yo quiera hacer. Si ese profesor, como padre, quiere defender la educación pública, lo entenderé, que vote a quien quiera, pero que no use su cargo ni una huelga para ello.
#267 Yo no coacciono a ningún padre sobre lo que debe hacer, expongo una realidad que se da entre trabajar en la privada y la pública. Por supuesto, un profesor que ha trabajado en ambas situaciones tiene mejor criterio que alguien que no conoce desde dentro ninguna de las dos.

Como padre, uno puede elegir dónde llevar a sus hijos, igual que puede decidir a qué hospital llevarlo. Los servicios públicos deben garantizar unos altos niveles de calidad para todos. Nuestro sistema se basa en la solidaridad y eso es bueno. Por ejemplo, seguro que no te parecería bien que yo no quisiera pagarte un trasplante de corazón y te dijera que te fueras a pagarte una operación de 150.000 euros a un hospital privado, ni osarías decirme que te quieres operar en la privada y que te pague la operación. Nos guste más o menos, con nuestros impuestos se paga el bienestar de todos, pero repagar servicios a costa de empeorar los públicos, eso sí que no.

Si alguien, por ideología o convicciones religiosas, decide optar por un servicio privado, existiendo una alternativa de calidad en la pública que ya ha pagado, no es eximente para dejar de contribuir al bienestar de los demás, pero no puede pedir que los demás le paguemos un capricho individual cuando ya están pagando uno público perfectamente válido. De nuevo, principio de solidaridad.

Y por supuesto, si un trabajador decide ir a la huelga para defender su puesto de trabajo, unas condiciones laborales dignas y una educación pública de calidad, ninguna persona va a coartar mi derecho constitucional a ejercerla. Faltaría más.
#270 Y si la educación concertada quiere cobrar como si fuera pública, que superen antes los requisitos que se exigen a los que ya estamos en la pública. Yo también quiero que me paguen el negocio, menudos listos.
#270 Tu derecho a unas condiciones laborales dignas, a una educación pública de calidad, y a la huelga.

¿En algún momento has pensado en mi derecho a elegir la educación de mis hijos? ¿En que lo que tú llamas calidad, para mí no lo es? ¿En que tu sueldo sale de mis impuestos? ¿En que tu huelga me perjudica a mí si con ello impides que yo pueda llevar a mis hijos a donde realmente quiero?
#272 Puedes llevar a tu hijo donde quieras, nadie te obliga a ir al público, pero te lo pagas tú. Y un detallito, con mis impuestos también pago tu seguridad, tu sanidad, tus carreteras, etc. Pero no esperes que te pague el caviar, que ser solidario no es ser tonto.

Yo no considero calidad, ni de lejos, trabajar en las condiciones que te he descrito antes. Menos aún que en una entrevista te pregunten qué opinas del mensaje de Jesucristo, como me preguntaron a mí. Menudo criterio de selección para la calidad de la educación de tus hijos...
#206 Al que no le guste la pública, por cierto, que se pague la privada. Pero eso de concertar educaciones no obligatorias es una mamandurria de la hostia.
#266 Vale, que se pague la privada, y que por tanto deje de pagar la pública que deja de utilizar.

menéame