EDICIóN GENERAL

Novedades en vivienda: los ayuntamientos regularán precios y los contratos de alquiler podrán durar hasta 7 años

#123 El fenómeno de los precios de la vivienda, que sube y baja en poco tiempo, no puede explicarse con la regulación, puesto que la regulación es un efecto multiplicador o atenuador de la oferta, pero no especialmente de la demanda, pues resulta que en contrapartida, la demanda y sus cambios obedecen a factores muchas veces extrínsecos al propio mercado de la vivienda, esto es, el demandante solo quiere una casa y ya se encontrará luego con los precios. Es a posteriori cuando se intentan conmensurar ambas, oferta y demanda, a través de esos precios.

Cuando se regula, pues, hay que saber cómo está antes el mercado, y si los precios suben en unas zonas y no en otras y la construcción está parada (En Barcelona, la segunda ciudad más densa de Europa, no solo no se está construyendo sino que la oferta pública de vivienda ha disminuido; ahora Colau quiere deshacer el entuerto obligando a las constructoras, y no a ella misma, a destinar un 30% de su promoción a vivienda pública), pues será fácil saber que una regulación que afecta a los ofertantes va a ser contraproducente. Una manera de regular por la demanda es a través de cheque (como se pretendía con la educación) y subvenciones (como en la época franquista), pero esto, claro, también tiene otros peligros, como pueda ser la inflación.

menéame