EDICIóN GENERAL

Un rey sin máscara

Lo que más me jode de todo esto es la cantidad de lacayos y lamebotas que han estado durante años taladrándonos con sus loas al rey, la corona, y lo bonito que es todo en el mundo de los tontos.

Este sinvergüenza lo único que ve en España es lo mismo que veían Carlos IV o Fernando VII: un cortijo lleno de sirvientes donde cazar, follar, comer, y hacer negocios personales.

No seremos un país digno hasta que no nos deshagamos de una institución corrupta y caduca como esta pandilla de saqueadores con prebendas.

¡VIVA LA REPÚBLICA!

menéame