EDICIóN GENERAL

Salones de juego

#26
- Hola, negrito inmigrante! Te ofrezco trabajar mis tierras de sol a sol por un plato de comida al día y poder dormir en el corral con las gallinas...

La libertad de elegir de los adultos puede ser muy hija de puta.

Reproduzco un comentario que hice hace unos meses:

"Desde que en 2012 se regulase el juego online, este no ha dejado de crecer. Esto ha provocado que cambie el perfil de las personas que son atendidas en los centros de adicciones. Si hace una década la media de edad de quienes solicitaban ayuda médica se situaba entre los 28 y los 35 años, ahora está entre los 18 y los 25; lo que significa que muchos se han hecho adictos siendo menores de edad.

Las apuestas deportivas online se han multiplicado en los últimos años, de la misma manera que lo ha hecho la adicción a este fenómeno. La falta de conciencia del riesgo de este tipo de juegos y el hecho de que los que participan en apuestas deportivas son cada vez más jóvenes hacen que la adicción crezca rápidamente entre los jugadores.

Apuestas deportivas online

Son jóvenes, les gusta el deporte y entienden el fenómeno de las apuestas deportivas como un entretenimiento para darle más emoción a los partidos. No saben que el mecanismo que sustenta las apuestas deportivas online es tan adictivo como la heroína. Los jóvenes que hacen apuestas deportivas buscan dinero fácil y entretenerse.

La ludopatía es una enfermedad y no un vicio. Las personas adictas al juego son enfermos que necesitan un tratamiento. El ludópata no puede dejar de jugar, si lo hace sufre niveles extremos de ansiedad correspondientes a su síndrome de abstinencia. El juego, de hecho, actúa en el cerebro de la misma manera que lo hacen las adicciones a sustancias. Al obtener un premio, se activan en el cerebro del adicto, los circuitos del placer, lo que hace que se perpetúe esta conducta.

Al eliminar las restricciones físicas y horarias, las apuestas online suponen una puerta abierta para el descontrol en el caso de los jugadores patológicos. Además, para los adolescentes, que por ley no pueden entrar en casinos, bingos ni salas de apuestas, se abre una oportunidad inédita para acceder a juegos de azar.

A pesar de que este fenómeno online también se da en otros juegos como el póker o los casinos online, el fenómeno de las apuestas deportivas es más preocupante ya que los usuarios son más jóvenes y tienen una menor percepción del riesgo.

Algunas de las consecuencias de la ludopatía son las siguientes:

- Problemas emocionales => sentimientos de tristeza, ansiedad, depresión o irritabilidad, que les levan a seguir jugando.
- Problemas familiares => ocultar las deudas del adicto suele empeorar la situación y acaba por alejar a la familia del enfermo. Es entonces cuando aparecen las rupturas, separaciones y divorcios.
- Problemas laborales => La persona disminuye su rendimiento en el trabajo o los estudios, aparece la desmotivación, las faltas injustificadas, lo que puede propiciar el abandono del trabajo o despidos.
- Problemas sociales => el enfermo no puede devolver el dinero que le han prestado sus amigos, lo que le lleva a romper la relación por los sentimientos de culpa.
- Problemas legales => la desesperación por conseguir dinero puede hacer que los individuos con ludopatía cometan robos, estafas u otras actividades delictivas para conseguir dinero para jugar.
- Problemas económicos => Las deudas se van acumulando conforme la persona no puede dejar de jugar. la persona recurre a amigos, familiares, compañeros de trabajo, prestamistas o bancos para financiar su enfermedad.
- Otras adicciones => abuso de tabaco, alcohol y otras sustancias.

Ahí es nada. Muchos sabrán controlarse o con la capacidad de asumir sus deudas de juego, pero también hay muchos que acaban arruinando su vida y la de su entorno, desde la juventud o incluso siendo menores, que no son capaces de detectar y controlar su adicción llevándoles a un abismo difícil de reparar.

Igual, prohibir no sea la solución. Tendrá que ser la regulación de estas actividades la que se encargue de responsabilizar a las empresas de las víctimas que causen; cubriendo tratamientos, pago de las deudas contraídas, indemnizaciones por los daños causados a las víctimas...

La misma historia de siempre; cargarse la vida o la salud de las personas para llenar sus cuentas bancarias.

Si los gobernantes que nos representan no articulan medidas para proteger a sus representados, para qué queremos gobernantes? Tendremos que ser los ciudadanos organizados los que pongamos coto a los abusos contra la población.
"

www.meneame.net/story/no-prohibe-publicidad-juegos-azar/c040#c-40
#88 El liberalismo es bueno para la economía. El liberalismo total es un desastre asegurado. y la Tatcher era una imbécil

Lo que se debe hacer es poner restricciones legales para garantizar que no haya abusos.
#130
Es bueno para la economía de algunos, entiendo que quieres decir. Poner valor a cualquier cosa sirve para crear desigualdades y creernos unos por encima de otros. Y no veo el beneficio para la sociedad global.

menéame