EDICIóN GENERAL

Salones de juego

#38 piensa en el porcentaje de alcohólicos que puede haber en un bar. Uno o dos amorrados en la barra. Lo demás es gente de paso que llega, se toma un café y se pira. O va a desayunar. O va a ver el partido de fútbol y se toma un par de cañas.
En el bar no te tapan las ventanas para que no puedan verte bebiendo. No hay carteles con lucecitas y colores chillones diciéndote que si te bebes dos copas tienes la posibilidad de ganar otras dos copas gratis.
No son comparables un bar y una casa de apuestas.
Es como si comparas un bar y un puticlub. La gente va a tomarse una caña a un puticlub? Puede hacerlo, pero no va allí para eso.
#44 Es decir, que según tú, todos los que apuestan son adictos.
Entiendo.
#53 no, obviamente todos los que apuestan no son adictos igual que no todos los que se toman una caña son alcohólicos. No seamos extremistas.
Pero es innegable que esos locales están diseñados para que no quieras salir de allí.
Si fueran tan inocuos, porqué no lucen como simples administraciones de lotería? Ahí se puede apostar, pero son lugares pequeños diseñados para que llegues, hagas tu apuesta y te pires. No para que te quedes allí eternamente mirando la máquina de la primitiva.
#57 Y por qué quieran ellos que nos quedemos en su local consumiendo (raro, no?) tenemos que prohibirlos?

pd: tampoco vas allí a hacer sólo la apuesta. Normalmente si son apuestas deportivas ves el partido.
Si son apuestas a una tragaperras, te quedas jugando.

menéame